«Al carro de la cultura española le falta la rueda de la ciencia».

Santiago Ramón y Cajal

humanoidhistory:

Jupiter’s satellite Io, observed by Voyager 1 at about 4:30 p.m. (PST) March 2, 1979. (NASA)

(vía infinity-imagined)

beautifulmars:

Edge of a North Polar Erg Dubbed Windy City

Polo norte de Marte, región apodada “Windy City”
beautifulmars:

Edge of a North Polar Erg Dubbed Windy City

Polo norte de Marte, región apodada “Windy City”

beautifulmars:

Edge of a North Polar Erg Dubbed Windy City

Polo norte de Marte, región apodada “Windy City”

(vía dimensao7)

infinity-imagined:




Comet 67P/Churyumov Gerasimenko, imaged by the Rosetta spacecraft in August 2014.  Rosetta is the first spacecraft to orbit a comet, it has been traveling for more than 10 years to reach 67P, which is currently between the orbits of Mars and Jupiter.  Later this year Rosetta will deploy a lander named Philae to the surface of the comet to determine its composition.  Observations of 67P will continue through its closest approach to the Sun in August 2015, revealing the changes that occur as the temperature of the comet increases.
infinity-imagined:




Comet 67P/Churyumov Gerasimenko, imaged by the Rosetta spacecraft in August 2014.  Rosetta is the first spacecraft to orbit a comet, it has been traveling for more than 10 years to reach 67P, which is currently between the orbits of Mars and Jupiter.  Later this year Rosetta will deploy a lander named Philae to the surface of the comet to determine its composition.  Observations of 67P will continue through its closest approach to the Sun in August 2015, revealing the changes that occur as the temperature of the comet increases.
infinity-imagined:




Comet 67P/Churyumov Gerasimenko, imaged by the Rosetta spacecraft in August 2014.  Rosetta is the first spacecraft to orbit a comet, it has been traveling for more than 10 years to reach 67P, which is currently between the orbits of Mars and Jupiter.  Later this year Rosetta will deploy a lander named Philae to the surface of the comet to determine its composition.  Observations of 67P will continue through its closest approach to the Sun in August 2015, revealing the changes that occur as the temperature of the comet increases.
infinity-imagined:




Comet 67P/Churyumov Gerasimenko, imaged by the Rosetta spacecraft in August 2014.  Rosetta is the first spacecraft to orbit a comet, it has been traveling for more than 10 years to reach 67P, which is currently between the orbits of Mars and Jupiter.  Later this year Rosetta will deploy a lander named Philae to the surface of the comet to determine its composition.  Observations of 67P will continue through its closest approach to the Sun in August 2015, revealing the changes that occur as the temperature of the comet increases.
infinity-imagined:




Comet 67P/Churyumov Gerasimenko, imaged by the Rosetta spacecraft in August 2014.  Rosetta is the first spacecraft to orbit a comet, it has been traveling for more than 10 years to reach 67P, which is currently between the orbits of Mars and Jupiter.  Later this year Rosetta will deploy a lander named Philae to the surface of the comet to determine its composition.  Observations of 67P will continue through its closest approach to the Sun in August 2015, revealing the changes that occur as the temperature of the comet increases.

infinity-imagined:

Comet 67P/Churyumov Gerasimenko, imaged by the Rosetta spacecraft in August 2014.  Rosetta is the first spacecraft to orbit a comet, it has been traveling for more than 10 years to reach 67P, which is currently between the orbits of Mars and Jupiter.  Later this year Rosetta will deploy a lander named Philae to the surface of the comet to determine its composition.  Observations of 67P will continue through its closest approach to the Sun in August 2015, revealing the changes that occur as the temperature of the comet increases.

s-c-i-guy:

South Pole of Neptune

The South Pole of Neptune as taken by Voyager 2

source

(vía christinetheastrophysicist)

“El resultado más interesante es que las bacterias entran en estado de hibernación en el interior de estos patrones desecados, aunque luego son capaces de ‘revivir’ con una simple rehidratación”, apunta Gómez, quien subraya una consecuencia muy importante desde el punto de vista astrobiológico: “Dada la riqueza y complejidad de estas formaciones, podrían servir como biofirmas en la búsqueda de vida en ambientes extremadamente áridos fuera de nuestro planeta, como la superficie de Marte o la del satélite Europa de Júpiter”.

yodiscrepo:

Tal vez este mundo sea el infierno de otro planeta.
- Aldous Huxley.

yodiscrepo:

Tal vez este mundo sea el infierno de otro planeta.

- Aldous Huxley.

Voyager 1 está explorando un lugar aún más desconocido que los fondos marinos de nuestra Tierra - un lugar a más de 11 mil millones millas (17 mil millones kilometros) de distancia de nuestro sol. Han sido tantos los datos inesperados que el equipo científico ha estado lidiando con la cuestión de cómo explicar toda la información recibida.

Desde la década de 1960, la mayoría de los científicos han definido los límites de nuestro sistema solar más allá de la Nube de Oort, donde los cometas que se mueven por nuestro sistema solar en largas escalas de tiempo se originan. Esa zona es donde la gravedad de otras estrellas comienza a dominar la influencia de nuestro sol. Tomará cerca de 300 años para que la Voyager 1 alcance el borde interior de la Nube de Oort y posiblemente unos 30.000 años para atravesarla.

Voyager 1, que está funcionando con una fuente de alimentación limitada, tiene suficiente energía eléctrica para mantener en activo instrumentos científicos que estudian los campos y las partículas por lo menos hasta 2020, lo que marcará los 43 años de operación continua. En ese momento, los administradores de la misión tendrán que empezar a apagar estos instrumentos uno por uno para conservar la energía, y finalmente desconectarla en el 2025.

La nave espacial continuará enviando datos de ingeniería durante algunos años después de que el último instrumento científico está apagado, pero después de eso se vela como un embajador en silencio. En unos 40.000 años, se estará más cerca de la estrella AC +79 3888 que de nuestro propio sol. El resto de la eternidad, la Voyager 1 seguirá en órbita alrededor del corazón de la Vía Láctea. Quizás algún día la humanidad sea capaz de volver a encontrarse con ella.

Más información acerca de la Voyager http://www.nasa.gov/voyager y http://voyager.jpl.nasa.gov .

Voyager 1 está explorando un lugar aún más desconocido que los fondos marinos de nuestra Tierra - un lugar a más de 11 mil millones millas (17 mil millones kilometros) de distancia de nuestro sol. Han sido tantos los datos inesperados que el equipo científico ha estado lidiando con la cuestión de cómo explicar toda la información recibida.

Desde la década de 1960, la mayoría de los científicos han definido los límites de nuestro sistema solar más allá de la Nube de Oort, donde los cometas que se mueven por nuestro sistema solar en largas escalas de tiempo se originan. Esa zona es donde la gravedad de otras estrellas comienza a dominar la influencia de nuestro sol. Tomará cerca de 300 años para que la Voyager 1 alcance el borde interior de la Nube de Oort y posiblemente unos 30.000 años para atravesarla.

Voyager 1, que está funcionando con una fuente de alimentación limitada, tiene suficiente energía eléctrica para mantener en activo instrumentos científicos que estudian los campos y las partículas por lo menos hasta 2020, lo que marcará los 43 años de operación continua. En ese momento, los administradores de la misión tendrán que empezar a apagar estos instrumentos uno por uno para conservar la energía, y finalmente desconectarla en el 2025.

La nave espacial continuará enviando datos de ingeniería durante algunos años después de que el último instrumento científico está apagado, pero después de eso se vela como un embajador en silencio. En unos 40.000 años, se estará más cerca de la estrella AC +79 3888 que de nuestro propio sol. El resto de la eternidad, la Voyager 1 seguirá en órbita alrededor del corazón de la Vía Láctea. Quizás algún día la humanidad sea capaz de volver a encontrarse con ella.

Más información acerca de la Voyager http://www.nasa.gov/voyager y http://voyager.jpl.nasa.gov .

spaceplasma:

The Cassini spacecraft’s narrow angle camera captured Saturn’s moon Rhea as it gradually slipped into the planet’s shadow – an event known as “ingress”.

Credit: NASA/JPL/Space Science Institute

Running on The Default Network
by Boyce